Gorillapod: trípode imprescindible en mis viajes


Este verano hay un nuevo accesorio que añado a mis herramientas útiles cuando viajo. Es el famoso trípode Gorillapod (el que parece una araña o un pulpo). Lo encuentro súper útil porque lo puedes enganchar a casi cualquier sitio y altura. ¡Viene genial para hacer fotos de viaje con el autodisparador!

Lara Gracia Creazione Trípode Gorillapod

No pesa nada, es fácil de usar y me cabe en el bolso. ¿Qué más puedo pedir? De momento me aguanta mi cámara CANON IXUS 125 HS. Hay algunos modelos que soportan hasta 5 kilos. Los hay para réflex y SRL También se puede poner un adaptador (como el que tienen los palos para selfies) y enganchar el smartphone. ¡Lo tengo que probar!

El mío es de la firma californiana Joby, y me costó unos 10€ (estaba en promoción). Los de color negro eran más caros y a mí me encantó el rosa, como digo yo soy rosa-tecnológica 🙂

Está hecho de ABS sintéticos, plástico, caucho y acero inoxidable.  Las dimensiones son de 15 x 3 x 3 cm.

¡Seguro que le saco provecho en mis próximos viajes!

¿Y tú? ¿Eres más de selfies, de trípodes o de pedirle a alguien directamente que te haga las fotos? 🙂

Deja un comentario